lunes, 4 de agosto de 2014

Albóndigas rellenas de queso en salsa con tomates huevo de toro

Ingredientes:
400 g. de carne de ternera picada
250 g. de carne de cerdo picada
250 g. de carne de pollo picada
2 cucharadas de cebolla picada
4 dientes de ajos picados
1 cucharada de perejil fresco picado
3 cucharadas de pan rallado
3 rebanadas de pan del día anterior s/ corteza, sólo la miga
1/2 vaso de leche
2 huevos
Sal
Pimienta molida
Dados de queso (los míos son dados para ensalada)
Harina para rebozar

Salsa:
1/2 tomate huevo de toro ó 1 si es medianito
1 cebolla grande
3 dientes de ajos
2 zanahorias
1 vaso de vino blanco
1 vaso de agua o hasta cubrir
Sal
Pimienta molida
1 hoja de laurel
1 clavo de olor
Aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
Ponemos las carnes en un bol amplio.
Le agregamos la cebolla picada y ajos. Ponemos las rebanadas de pan en un bol pequeño con la leche.

 Añadimos a las carnes los huevos, el pan remojado, pan rallado, perejil, sal y pimienta. Mezclamos todo.

Cogemos porciones de carne con las manos mojadas para que no se nos pegue y damos forma a la albóndiga con la palma de las manos, le hacemos un huequito en el centro y acomodamos el dado de queso, volvemos a darle forma tapando el agujero.
  

Las vamos colocando sobre un film con harina esparcida.
Las enharinamos y freímos en una sartén con abundante aceite hasta que estén doradas.


 Las sacamos de la sartén y las colocamos en una fuente sobre papel de cocina para quitarles el exceso de aceite.
Una vez doradas todas las albóndigas apagamos del fuego y colamos como 4 cucharadas de ese aceite a una cacerola, en la cual vamos a preparar la salsa y terminar de hacer nuestras albóndigas.
Pochamos en la cacerola con el aceite caliente la cebolla troceada con una pizca de sal, una vez esté transparente le añadimos los ajos pelado y trocedos y las zanahorias, peladas y troceadas.

Dejamos al fuego unos 4 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando y añadimos el tomate, pelado y troceado, sal, pimienta molida, 1 hoja de laurel y 1 clavo. Dejamos hacer unos 5 minutos.
Añadimos a la cacerola las albóndigas, removemos y agregamos el vino y agua hasta cubrir.

Dejamos cocinar a fuego suave, removiendo de vez en cuando y pasado unos 40 minutos más o menos abrimos una albóndiga y vemos si está bien hecha por dentro, si es así retiramos del fuego. Sacamos las albóndigas a una fuente y trituramos la salsa, volvemos a meter las albóndigas a la cacerola y le damos un último hervor, rectificamos de sal y pimienta si hiciera falta.
Emplatamos o bien como pincho, o como plato único con unas patatas fritas.

Espero que os guste.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor deja tu comentario, me gustaría saber tu opinión sobre ésta receta. Muchas gracias por dedicar tu tiempo en ver mis entradas.